Serie de Predicaciones: El Sermón del Monte (Mateo 5:43-48)

jm_200_NT1.pd-P13.tiffQuerida Comunidad de IASA,
El Domingo pasado seguimos con la serie del sermón del monte titulada: “Los principios, privilegios y responsabilidades del Reino de Dios” que busca responder a la pregunta ¿Cuales son los deberes y beneficios de ser parte de la familia de Dios? pero terminamos con la mini sección dentro del sermón del monte, donde nos imaginamos estando en un programa, estilo “tolerancia cero”, donde Jesús es el invitado especial y por eso le llamamos “ debatiendo con Jesús”, donde los penalistas le fueron haciendo una serie de preguntas a Jesús en base al pensamiento del contexto del sermón del monte (imperio romano y creencias populares de los fariseos), que Él ha ido respondiendo diciendo: “Ustedes han oído que se dijo… más yo os digo”, y las preguntas (Infieren de la Biblia) y las respuestas de los programas o sermones anteriores (Responden en la Biblia), fueron: La primera pregunta decía: “Conociendo el límite del asesinato como pecado, ¿hasta que punto puedo liberar mi ira sin pecar? Y Jesús les respondió que el sólo pensar en el limite de la ira es un problema en si y que el sólo hablar mal de alguien ya entra en la línea de romper el 6to mandamiento, por lo que les hablo de la importancia del perdón y la reconciliación (Mateo 5:21-26). En el segundo programa la pregunta fue: ¿Hasta que punto es valido una relación cercana con alguien que no sea mi esposo(a) y cual es el límite para considerar esa relación un adulterio? A lo que Jesús respondió, que ya con hacerse la pregunta desde cuando puede considerar otra relación como infidelidad conyugal, está revelando tu corazón lujurioso y codicioso que desea más que una amistad, frente a lo cual Jesús los lleva entender el adulterio incluso en nuestros pensamientos, llamándonos a tomar en serio el pecado y sus consecuencias (Mateo 5:27-30). En el tercer programa le preguntaron a Jesús: ¿hasta que punto debo ser fiel a mi esposo(a) antes de poder separarme sin quebrantar la ley? Y la respuesta de Jesús fue: deja de buscar excusas para separarte (aunque puede haber una valida), más bien recuerda lo sagrado y santo que es el matrimonio, y lo que refleja a los ojos de Dios y recuerda que en el plan de Dios nunca estuvo el divorcio sino que fue un consenso debido a la dureza del corazón humano en casos muy específicos (Mateo 5:31-32 . En el cuarto programa la pregunta fue: ¿Hasta que punto tengo libertad en usar y manipular las palabras para prometer algo y no cumplirlo sin quebrantar la ley? Y Jesús les respondió: que todo juramento de alguna u otra manera involucra a Dios por lo que siempre debemos cumplir lo que prometemos, por lo que no es necesario agregarles cosas a tu si o a tu no llamándonos a ser consistentes con nuestras palabras, por lo que nos advirtió que tengamos cuidad con fomentar el engaño por sobre la honestidad y verdad.(Mateo 5:33-37) En el quinto programa la pregunta fue: ¿Hasta que punto la ley me permite vengarme personalmente; es decir tomar la justicia en mis manos, sin pecar?. Y la respuesta de Jesús en la escritura fue: Olvídate de la venganza que siempre será pecado y comienza a reflejar la Gracia y misericordia de Dios, confiando en que la justicia final y nuestra vindicación final en Cristo, vendrá siempre de parte Dios, lo cual será seguro y evidente al final de los tiempos cuando estemos parados frente a Él (Mateo 5:38-42). Y en el sermón del domingo pasado la pregunta fue: ¿Es posible justificar el odio a los enemigos y forasteros desprendiéndose de la contra parte del mandato de “Amar a nuestro prójimo”; es decir “No amar a quien No es nuestro prójimo”? La respuesta de Jesús fue un rotundo NO, ya que el concepto de la Biblia y Jesús del prójimo es mucho más amplio que el de ellos y por lo tanto el concepto de Amor y Gracia al que Jesús apuntó es mucho mayor y profundo al que los lideres religiosos están apelando; ya que este tipo de amor te lleva a “amar a tu prójimo y amar y orar por tus enemigos”(Mateo 5:43-48). El próximo Domingo 14 de Septiembre hablaremos de Cuídense de no hacer sus obras de justicia delante de la gente para llamar la atención” (Mateo 6:1) donde Jesús aplicará este principio en el dar y orar. (Mateo 6:1-8).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s