Semana 10: La Bondad de Dios

los-atributos-de-dios-a-w-pink

Devocionales Semanales IASA

Serie: Los Atributos de Dios (A. W. Pink)

Fecha: Lunes 01/06 a Domingo 07/06 del 2015

Semana 10: La Bondad de Dios.

 

 

Oración:

Antes de Comenzar te queremos invitar a leer el pasaje y luego orar al Señor para que te de la sabiduría para entenderlo y ponerlo en práctica.

 

Pasaje Bíblico

Alabad a Jehová, porque es bueno” (Salmos 136:1)

 

Meditación

“Liberado del error de la tradición pagana a través de la bondad y la misericordia del buen Dios con la gracia de nuestro Señor Jesucristo, y por la operación del Espíritu Santo, me crié desde el principio por los padres cristianos. De ellos aprendí incluso en primera infancia de las Sagradas Escrituras, que me llevo a un conocimiento de la verdad” Basilio de Cesárea (Basilio el Magno)

 

Para Pensar

¿Haz observado en el día a día que te rodea que todos nosotros, en sí, tenemos una tendencia a ser malvados, poco bondadosos y poco misericordiosos con nuestro prójimo?, o sea, realmente somos pocos empáticos y egoístas con los demás por conseguir un objetivo y deleite, sin excepción alguna. Ahora, ¿Sabes que solo Dios, en su bendita trinidad, es el único ser absolutamente bondadoso, bueno y misericordioso con su creación, incluyéndonos a nosotros débiles y desdichados pecadores? Por lo que te animamos a pensar en ¿Qué implicancias tiene para tu vida el saber que Dios es bondadoso con nosotros, como sus hijos, sabiendo que siempre le fallamos, pecamos y no somos buenos, ni bondadosos, ni misericordiosos muchas veces con nuestro prójimo en nuestro caminar diario?

 

Atributo

La “bondad” de Dios corresponde a la perfección de su naturaleza: “Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas” (IJuan. 1:5). La perfección de la naturaleza de Dios es tan absoluta que no hay nada en ella que sea incompleta o defectuosa, ni nada pueda serle añadida o mejorarla.

Sólo Él es originalmente bueno, en sí mismo; las criaturas pueden ser buenas sólo por la participación y comunicación que viene de Dios, no por su propia naturaleza. Él es bueno esencialmente, y no sólo bueno, sino la bondad misma; la bondad de la criatura es sólo una cualidad sobre añadida, mientras que en Dios es su misma esencia. Dios es eternamente bueno, inclusive antes de que hubiera alguna manifestación de su gracia, y antes de que existiera alguna criatura a la cual impartirla o con la cual ejercitarla. De ahí que la primera manifestación de su perfección divina fuera dar el ser a todas las cosas. “Bueno eres tú, y bienhechor” (Sal. 119,68). Dios tiene, en sí mismo, un tesoro infinito e inagotable de bendición que es suficiente para llenarlo todo. Todo lo que emana de Dios -sus decretos, sus leyes, su providencia, la creación- no puede ser sino bueno, como está escrito: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera” (Gén. 1; 31). Así, que, la bondad de Dios se revela, en primer lugar, en la creación. Todo, lo de nuestros cuerpos, atestigua la bondad de su Creador. ¡Cuán adecuadas son las manos para llevar a cabo su trabajo! ¡Cuán benévolo al proveer de párpados y cejas a los ojos para su protección! La bondad del creador no se limita al hombre, sino que es ejercitada para con todas las criaturas. “Los ojos de todos esperan en ti, y Tú les das su comida en su tiempo. Abres tu mano, y colmas de bendición a todo viviente” (Sal. 145;15,16), “El da mantenimiento a toda carne, porque para siempre es su misericordia” (Sal. 33:5). Verdaderamente, “de la misericordia de Jehová está llena la Tierra” (Sal. 136:25). ¿De dónde proviene, pues, esta hermosura, este encanto tan generosamente vertido sobre la faz de la naturaleza? Verdaderamente, “las misericordias de Jehová sobre todas sus obras” (Sal. 145:9).

 

La bondad de Dios no puede ser puesta en entredicho porque haya sufrimiento y dolor en el mundo. Si el hombre peca contra Dios, si menosprecia las riquezas de su benignidad, y paciencia, y longanimidad, y después, por su dureza y por su corazón no arrepentido, atesora para sí ira para el día de la ira (Rom. 2:4,5), ¿a quién puede culpar si no a sí mismo?.  Si Dios no castigara a los que hacen mal uso de sus bendiciones, abusan de su benevolencia y pisotean sus misericordias, ¿sería El “bueno”? Cuando Dios libre la tierra de los que han quebrantado sus leyes, desafiando su autoridad, escarnecido a sus mensajeros, despreciado a su Hijo y perseguido a aquellos por los que Cristo murió, la bondad de Dios no sufrirá, sino que, por el contrario, ello será el ejemplo más brillante de la misma. La bondad de Dios apareció más gloriosa que nunca cuando “envió a su Hijo, hecho de mujer, hecho súbdito a la ley, para que redimiese a los que estaban debajo de la ley, a fin de qué recibiésemos la adopción de hijos” (Gál. 4:4,5). Fue entonces cuando una multitud de las huestes celestes alabó a su Creador y dijo: “Gloria en las alturas a Dios y en la tierra paz, Buena voluntad para con los hombres” (Luc. 2:14). Sí, en el Evangelio, “la gracia (en el original griego “bondad”) de Dios que trae salvación a todos los hombres, se manifestó” (Tito 2:11). Tampoco la bondad de Dios puede ser puesta en entredicho porque no hiciera objeto de su gracia redentora a todas las criaturas pecadoras. Al que discuta tal afirmación le recordamos la soberana prerrogativa de nuestro Señor: “¿No me es lícito a mí hacer lo que quiero con lo mío? o ¿es malo tu ojo, porque yo soy bueno?” (Mat.. 20:15). “Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres” (Sal. 107:8)). La bondad de Dios es la esencia de la confianza del creyente. Esta excelencia de Dios es la que más apela a nuestros corazones. Su bondad permanece para siempre, y, por ello nunca deberíamos desanimarnos: “Bueno es Jehová para fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían” (Nah. 1:7).

 

Reflexión Semanal

 

Lunes 01/06 – Salmos 119:68; Salmos 136:1, Salmos 23

¿Qué implicancias se extraen de que Dios sea absolutamente bondadoso?, ¿Cómo has visto la bondad de Dios en tu vida diaria?, ¿Qué actitud debemos tener frente al hecho que Dios ha tenido bondad con nosotros sus hijos?

 

Martes 02/06 – I Juan 1:5

¿Usted se considera bueno? Si es así ¿Cuántas veces has quebrado los mandamientos divinos y no has sido bondadoso con tu prójimo, sea en palabra, hechos o pensamientos? ¿Cuál es tu disposición a entender y ser agradecido con Dios por su bondad?.

 

Miércoles 03/06 – Génesis 1.31, Salmos 145;15-16, Salmo 145:9

¿Cómo entiendes la bondad de Dios como creador de todo lo existente en el universo?, Según el texto ¿Cómo podrías definir la bondad de Dios en lo que respecta su providencia y sustento de tu vida, de la naturaleza y el universo ? ¿Considera usted que la bondad de Dios ha hecho cambios en tu vida, en lo que respecta a un espíritu afable y más misericordioso con los demás?, ¿Qué implicancias trae para la humanidad saber que Dios es el único y realmente bueno?

 

Jueves 04/06 – Gálatas 4:4-5; Santiago 2:13

¿Cómo entiendes la bondad de Dios en el sacrificio de Cristo en la cruz del calvario y que nos libre de su justo juicio en el final de los tiempos?, ¿Cómo se ve reflejada la bondad de Dios en la predestinación y elección de sus hijos?, ¿Qué tipo de relación tiene usted con Cristo en lo que respecta a confiar en su bondad y benignidad?.

 

Viernes 05/06 – Salmos 136.25

¿Que implicancias trae la bondad divina hacia aquellos aún no son cristianos?, ¿Reconoces en tu vida que Dios tuvo bondad contigo antes de ser cristiano? Medita en algunos hechos, ¿Estás dispuesto a sufrir, ser herido e incluso ser martirizado por su bondad, su nombre y su palabra?, ¿Qué actitud tienes cuando son injustos y malvados contigo las personas a tu alrededor?, ¿Reconoces tus faltas de bondad y misericordia arrepintiéndote frente a Dios y a tu prójimo?

 

Sábado 06/06 – Juan 21.15-17; I Timoteo 1.13

¿Cómo vez la bondad de Cristo relacionada con su misericordia en tu vida diaria?, ¿Merecemos que Dios tenga misericordia con nosotros o realmente merecemos el justo juicio de Dios en nuestra propia y débil naturaleza? Medite, ¿Haz alguna vez aplicado la bondad a un perseguidor, embaucador o enemigo tuyo?, ¿Cómo piensas que debemos tratar a nuestros enemigos?

 

Domingo 07/06 Santiago 1.17, 1ª Pedro 1:16

¿Cuándo haces algo bueno le das todo el crédito a Dios o a ti mismo?, ¿Cómo es tu vida diaria en  lo que respecta a tu santidad?, ¿Qué relación existe entre la santidad y la bondad de Dios?.

 

NOTA FINAL: Cada semana antes de ver los pasajes y responder las preguntas te invitamos a orar humildemente para que el Señor sea ayudándote tanto  entender como aplicar su palabra. 

 

Logo IASA Largo

Ministerio de Comunicaciones IASA

Pastor: Esteban Álvarez P. (ealvarez@iach.cl)

Editor General: Carlos Castillo S. (iasa.contactanos@gmail.com)

 

Haz click en el texto en azul para descargar el tríptico devocional en pdf: Devocional Semanal IASA (10ma Semana – Junio 2015)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s