Semana 15: La Ira de Dios

los-atributos-de-dios-a-w-pink

Devocionales Semanales IASA

Serie: Los Atributos de Dios (A. W. Pink)

Fecha: Lunes 06/07 a Domingo 12/07 del 2015

Semana 15: La Ira de Dios.

 

 

Oración:

Antes de Comenzar te queremos invitar a leer el pasaje y luego orar al Señor para que te de la sabiduría para entenderlo y ponerlo en práctica.

 

Pasaje Bíblico

“Temed a aquel que, después de haber dado muerte, tiene poder de echar en el infierno. Sí, os digo: A éste temed”. (Lucas 12:5)

 

Meditación

“A ira de Dios no hay casa fuerte” Anónimo

 

Para Pensar

¿Haz observado que los seres humanos somos personas rebeldes y que no les interesa los juicios de Dios frente a sus creencias y actos?, realmente en nuestra naturaleza propia, consideramos a Dios como un ser permisivo y con amor sin disciplina. Ahora, ¿Sabes que Dios no es solamente amor, sino también justicia y verdad, y que su ira será demostrada a aquellos que no han creído en Cristo? De lo anterior, te animamos a pensar: ¿Qué implicancias tiene para tu vida el saber que Dios esta airado contra el pecador y con aquellos que transgreden su ley, pero tiene gracia con sus hijos escogidos?

 

Atributo

Muchos imaginan que la severidad de la ira divina es demasiado aterradora para constituir un tema provechoso de meditación. Pero, ¿qué dicen las escrituras? Al leerlas, nos damos cuenta de que Dios no ha tratado de ocultar la realidad de su ira. Él no se avergüenza de proclamar que la venganza y el furor le pertenecen. Su propia demanda es: “Ved ahora que yo, soy yo, y no hay dioses conmigo; yo hago morir, y yo hago vivir, yo hiero, y yo curo; y no hay quien pueda librar de mi mano, y diré: Vivo yo para siempre, si afilare mi reluciente espada, y mi mano arrebatare el juicio yo volveré la venganza a mis enemigos, y daré el pago a los que me aborrecen” (Deut. 32:39-41).

Su furor se enciende contra el pecador (Sal. 7:11). La indiferencia al pecado es una falta moral, y el que no lo odia es un inmoral. ¿Cómo podría Dios, que es la suma de todas las excelencias, mirar con igual satisfacción la santidad y el pecado? ¿Cómo podría Dios, que se deleita sólo en lo que es puro y amable, dejar de despreciar lo que es impuro y vil? La naturaleza misma de Dios hace del infierno una necesidad real. La ira de Dios es su eterno aborrecimiento de toda injusticia. Es el desagrado e indignación de la rectitud divina ante el mal, ante la transgresión de sus leyes. Es la santidad de Dios puesta en acción contra el pecado. Es la causa motriz de la sentencia justa que pronuncia contra los que actúan mal. Dios se enoja contra el pecador porque está en rebelión contra su autoridad. Los que se sublevan contra el gobierno de Dios aprenderán que Él, es el Señor. Se les hará conocer la grandeza de su Majestad. Dios reivindicará su dominio como Gobernador del universo.

Que la ira divina es una de sus perfecciones de Dios es evidente, así lo establece su propia Palabra. “Porque manifiesta es la ira de Dios desde el cielo” (Rom. 1:18). Se manifestó cuando fue pronunciada la primera sentencia de muerte, cuando la tierra fue maldita y el hombre echado del paraíso; y, después, por castigos ejemplares tales como el Diluvio y la destrucción de Sodoma y Gomorra, y especialmente, por el reinado de la muerte en todo el universo. Se manifestó, también, en la maldición de la Ley para cada transgresión, y fue dada a entender en la institución del sacrificio. En el capítulo 8 de Romanos, el apóstol llama la atención de los cristianos al hecho de que la creación entera está sujeta a vanidad, gime y está de parto. La misma creación que declara que hay un Dios, y publica su gloria, proclama también que es el Enemigo del pecado y el Vengador de los crímenes de los hombres. Pero, sobre todo, la ira de Dios fue revelada desde el cielo cuando su Hijo vino para manifestar el carácter Divino, y cuando esa ira fue presentada en sus sufrimientos y muerte de un modo terrible mayor a todas las señales anteriores en el Antiguo Testamento. Las escrituras establecen dos revelaciones celestiales; una es de ira, la otra es de gracia. Por otra parte, que la ira de Dios es una perfección divina queda demostrado en lo que dice el Salmo 95:11: “Por tanto juré en mi furor”. Hay dos motivos por los que Dios “jura”, al hacer una promesa (Gén. 22:16), y al anunciar un castigo (Deut. 1:34). En el primer caso, Dios juró en favor de sus hijos; en el segundo, para atemorizar a los impíos. Un juramento es una confirmación solemne (Heb. 6:16). En Gén. 22:16, Dios dijo: “Por mí mismo he jurado”. En el Sal. 89:35, declaró: “Una vez he jurado por mi Santidad.”  Dios apela a su furor, o ira, como una perfección igual a su Santidad; ¡él jura tanto por la una como por la otra! Pero aún hay más: como que en Cristo “había toda la plenitud de la divinidad corporalmente” (Col. 2:9), y ya que en él lucen gloriosamente todas las perfecciones divinas (Juan 1:18), es por ello que leemos de “la ira del Cordero” (Apoc. 6:16).

La ira de Dios es una perfección divina sobre la que necesitamos meditar.

1. Para que nuestros corazones sean debidamente inculcados del odio que Dios siente hacia el pecado. Cuanto más estudiemos y meditemos la aversión de Dios hacia el pecado, y su terrible venganza sobre él, más fácilmente nos daremos cuenta de su enormidad.

2. Para engendrar en nuestros corazones un temor verdadero a Dios. “Retengamos la gracia por la cual sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor” (Heb. 12:28,29). No podemos agradarle a menos que tengamos reverencia a su Majestad, y temor a su justo furor; recordando que “nuestro Dios es fuego consumidor”.

3. Para elevar nuestras almas en ferviente alabanza por habernos librado “de la ira que ha de venir” (1Tes. 1:10). Nuestra rapidez o nuestra desgana en meditar sobre la ira de Dios es un medio eficaz para ver cuál es nuestra verdadera posición delante de él.

Si no nos gozamos verdaderamente en Dios por lo que es en sí mismo y por todas las perfecciones ¿cómo puede, pues, morar en nosotros el amor de Dios? Si no alabamos “la memoria de su Santidad” (Sal. 97:12), eso sería una prueba de que todavía estamos en nuestros pecados, en el camino que conduce al fuego eterno. “Alabad, gentes, a su pueblo, porque el vengará la sangre de sus siervos, y volverá la venganza a sus enemigos” (Deut. 32:34). (Apoc. 19:1-3).

Grande será el gozo de los santos cuando el Señor vindicará su Majestad, y derrotará a los rebeldes orgullosos que le han desafiado (Sal. 130:3). (Sal. 1:5).Qué angustiada estaba el alma de Cristo bajo el peso de las iniquidades de los suyos que Dios le imputaba al morir Su agonía cruel, su gran clamor y súplica (Heb. 5:7), su reiterado ruego, su último grito aterrador “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”, muestra que significa que Dios “mire a los pecados”.

Bien podemos clamar los pecadores: “Señor ¿quién podrá mantenerse?”, cuando el mismo hijo de Dios tembló así bajo el peso de su ira, Si ustedes no se han “afianzado de la esperanza” que es en Cristo, el único salvador, “¿Qué harán en la espesura del Jordán?” (Jer. 12:5). Así que, “huyamos” hacia Cristo; “huye de la ira que vendrá” (Mat. 3:7) antes que sea demasiado tarde.

 

Reflexión Semanal  

 

Lunes 06/07 – Lucas 12:5

¿Qué entiendes por temor a Dios?, ¿Qué implicancias se extraen de que Dios sea al único que debemos temer?, ¿Cómo has visto el temor de Dios reflejado en tu vida diaria y en tus actitudes hacia el?, ¿Qué actitud debemos tener frente al hecho que Dios ha tenido gracia con sus hijos pero ira contra aquellos que no creen en Cristo?

 

Martes 07/07 – Deuteronomio 32:39-41

¿Qué implicancias crees que trae la ira de Dios en lo que respecta su justicia y el cumplimiento de su ley?, ¿Cuál es tu disposición a entender y amar los mandamientos divinos expresados en las escrituras por medio del evangelio?, ¿Qué responsabilidad crees que tiene el ser humano ante Dios, quien hace su voluntad en forma categórica e imperativa?

 

Miércoles 08/07 – Romanos 1.18

¿Cómo entiendes la ira de Dios, con respecto a la disciplina divina ante nuestro pecado siendo sus hijos?, Según el texto ¿Cómo podrías definir la ira de Dios, en lo que es la moralidad y ética cristiana?, ¿Considera usted que la ira de Dios debe ser recalcada ante los que no conocen a Cristo y ser recordada en el diario vivir y tu relación con el prójimo y Dios?

 

Jueves 09/07 – Salmos 89:35

¿Qué entiendes como la Santidad de Dios?, ¿Cómo relacionas la Santidad de Dios con la aplicación de su ira?, ¿Qué implicancias trae la Santidad de Dios para tu persona y las consecuencias de la ira divina, para la humanidad? , ¿Tomas en consideración la ira de Dios al predicar el evangelio?

 

Viernes 10/07 – Hebreos 12:28,29

¿Qué entiendes por Gracia?, ¿Que implicancias trae la relación entre la Gracia divina y la ira de Dios?, ¿Estas considerando a Cristo como tu único tesoro, en tu vida? ¿Estás dispuesto a entender el equilibrio divino entre que es un Dios de amor y un Dios de justicia?, ¿Cómo puedes relacionar el amor de Dios, con su gracia y justicia?

 

Sábado 11/07 – Deuteronomio 32:34

¿Qué entiendes por la Justicia de Dios?, ¿Cómo relacionas la justicia de Dios con la aplicación de su ira?, ¿Estas consciente de que Dios hará justicia por todos aquellos que hemos sufrido por la causa de su nombre? ¿Estás dispuesto a sufrir por la causa de Cristo teniendo en cuenta la justicia venidera?

 

Domingo 12/07 Apocalipsis 19:1-3

¿Estas consciente de que Cristo es nuestro libertador y quien hará justicia por su pueblo?, ¿Cuál es tu actitud al saber que Dios renueva sus misericordias con nosotros día a día?, ¿Cuál crees que son los propósitos e implicancias de la justicia de Dios hacia sus hijos y hacia los que no sus hijos?

 

NOTA FINAL: Cada semana antes de ver los pasajes y responder las preguntas te invitamos a orar humildemente para que el Señor sea ayudándote tanto  entender como aplicar su palabra. 

 

Logo IASA Largo

Ministerio de Comunicaciones IASA

Pastor: Esteban Álvarez P. (ealvarez@iach.cl)

Editor General: Carlos Castillo S. (iasa.contactanos@gmail.com)

HAZ CLICK EN EL TEXTO EN AZUL PARA DESCARGAR EL TRÍPTICO DEVOCIONAL EN PDF: Devocional Semanal IASA (15va Semana – La Ira de Dios)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s