Semana 16: Meditando sobre Dios

los-atributos-de-dios-a-w-pink

Devocionales Semanales IASA

Serie: Los Atributos de Dios (A. W. Pink)

Devocional Final

Fecha: Lunes 13/07 a Domingo 19/07 del 2015

Semana 16: Meditando sobre Dios.

 

 

Oración:

Antes de Comenzar te queremos invitar a leer el pasaje y luego orar al Señor para que te de la sabiduría para entenderlo y ponerlo en práctica.

 

Pasaje Bíblico:

“¿Alcanzarás tú el rastro de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso? Es más alto que los cielos: ¿qué harás? Es más profundo que el infierno: ¿cómo lo conocerás? Su dimensión es más larga que la tierra, y más ancha que la mar” (Job 11:7-9)

Meditación:

“El estudio propio para el cristiano es el de la Divinidad: La ciencia más elevada, la especulación más sublime y la filosofía más importante en la que el hijo de Dios puede ocupar su atención es el nombre, la naturaleza, la persona, la obra y la existencia del gran Dios al que llama Padre.” Charles Spurgeon

Contenido:

En los estudios anteriores, hemos observado algunas de las admirables y preciosas perfecciones del carácter Divino. Después de esta meditación sencilla y deficiente de sus atributos, ha de ser evidente para todos nosotros que Dios es, en primer lugar, un ser incomprensible, y, maravillados ante su infinita grandeza. Cuando dirigimos nuestro pensamiento a la eternidad de Dios, a su ser inmaterial, su omnipresencia y su omnipotencia, nos sentimos anonadados. Pero la imposibilidad de comprender la naturaleza Divina no es razón para desistir en nuestros esfuerzos para entender lo que tan benignamente ha revelado de sí mismo en su Palabra. Sería locura el decir que, porque no podemos adquirir un conocimiento perfecto es mejor no esforzarnos en alcanzar parte de él.

Nada aumenta tanto la capacidad del intelecto y del alma humana como la investigación devota, sincera y constante del gran tema de la Divinidad. En la meditación de la Divinidad hay algo extremadamente beneficioso para la mente. Es un tema tan vasto, que hace que nuestros pensamientos se pierdan en la inmensidad; tan profundo, que nuestro orgullo queda ahogado, ya que Nosotros somos de ayer, y no sabemos, (Mal. 3:6). Sí, nuestra incapacidad para comprender la naturaleza divina debería enseñarnos a ser humildes, precavidos y reverentes. Después de toda nuestra búsqueda y meditación, hemos de decir como Job: “He aquí, éstas son partes de sus caminos; ¡más cuán poco hemos oído de él!” (Job 26:14). Cuando Moisés imploró que le mostrara su gloria, él le respondió: “Yo proclamaré el nombre de Jehová delante de ti” (Exo. 33:19), y, como alguien ha dicho, “el nombre es el conjunto de sus atributos” En verdad, la diferencia entre el conocimiento que de Dios tienen los santos en esta vida y el que tendrán en el cielo es grande; con todo, ni el primero ha de ser desestimado, ni el segundo exagerado. Es cierto que la Escritura declara que le “veremos cara a cara” y que “conoceremos como somos conocidos” (1 Cor. 13:12). Pero deducir de esto que entonces conoceremos a Dios como él nos conoce a nosotros es dejarnos seducir por la mera apariencia de las palabras, y prescindir de la limitación que ellas mismas imponen. Hay una gran diferencia entre decir que los santos serán glorificados, y que serán hechos divinos. Los cristianos, aún en su estado de gloria, serán criaturas finitas, y, por lo tanto, incapaces de comprender completamente al Dios infinito. En el cielo, los santos verán a Dios con ojos espirituales, por cuanto El será siempre invisible al ojo físico; le verán más claramente de cómo le veían por la razón y la fe, y más extensamente de lo que han revelado hasta ahora sus obras y dispensaciones; pero la capacidad de sus mentes no serán aumentadas para contemplar toda la excelencia de su naturaleza.

Para comprender perfectamente a Dios sería necesario que fuésemos infinitos y eso es imposible. Aún en el cielo su conocimiento será parcial; sin embargo, su felicidad será completa porque su conocimiento será perfecto, en el sentido de que será el adecuado a la capacidad del ser, aunque no agote la plenitud del fin, creemos que será progresivo, y que, a medida que su visión se desarrolle, su bienaventuranza aumentará también; pero nunca alcanzará un límite más allá del cual no hay nada más por descubrir; y, cuando los siglos hayan transcurrido, él será todavía el Dios incomprensible. En segundo lugar, en el estudio de las perfecciones de Dios se pone de manifiesto que es todo suficiente y no necesita de los seres humanos para su suficiencia. Cuando el Dios trino estaba sólo, él era el todo para sí. Su entendimiento, amor y energía estaban dirigidos a sí mismo. Si hubiese necesitado algo externo, no hubiese sido independiente, y, por tanto, no hubiese sido Dios. Creó todas las cosas “para él” mismo (Col. 1:16). Dios exige la lealtad y la devoción de sus criaturas inteligentes; sin embargo, no se beneficia de su servicio, antes al contrario, son ellas las beneficiadas (Job 22:2,3).

La verdadera felicidad consiste solamente en el disfrute de Dios. Su favor es vida, y su cuidado es mejor que la vida misma. “Mi parte es Jehová, dijo mi alma; por tanto en él esperaré” (Lam. 3:24); la percepción de su amor, su gracia y su gloria es el objeto principal de los deseos de los santos. Sí cuando el cristiano está en su cabal juicio, puede decir: “Aunque la higuera no florezca ni en las vides haya fruto, aunque falle el producto del olivo y los campos no produzcan alimento, aunque se acaben las ovejas del redil y no haya vacas en los establos; con todo, yo me alegraré en Jehová y me gozaré en el Dios de mi salvación” (Hab. 3:17-18). En tercer lugar, en el estudio de las perfecciones de Dios resalta el hecho de que Él es Soberano Supremo del universo. Alguien ha dicho, con razón, que, “ningún dominio es tan absoluto como el de la creación en las manos de su creador”.  Alabe y glorifique al que vive para siempre; porque su señorío es sempiterno, y su reino por todas las edades. Y todos los moradores de la tierra por nada son contados; y en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, hace según su voluntad: ni hay quien estorbe su mano y le diga: ¿qué haces? (Dan. 4:34- 35). La criatura, considerada como tal, no tiene derecho alguno. No puede exigir nada a su Creador, y como quiera que sea tratado, no tiene razón en quejarse.

No obstante, al pensar en el señorío absoluto de Dios sobre todas las cosas, no deberíamos de olvidar nunca sus perfecciones morales. Dios es justo y bueno, y siempre hace lo que es recto. Sin embargo, ejerce su soberanía según su voluntad imperial y equitativa. Asigna a cada criatura su lugar según parece bien a sus ojos. Ordena las diversas circunstancias de cada una según sus propios consejos. Moldea cada vaso según su determinación inmutable. Tiene misericordia del que quiere, y al que quiere endurece. Dondequiera que estemos, su ojo está sobre nosotros. Quienquiera que seamos, nuestra vida y posesiones están a su disposición. Para el cristiano es un Padre tierno; para el rebelde pecador será fuego que consume. “Por tanto, al Rey de siglos, inmortal, invisible, al solo sabio Dios sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amen” (1Tim. 1:17)

 

Reflexión Semanal

 

Lunes 13/07 – Job 11:7-9

 ¿Qué entiendes por la infinidad de  Dios?, ¿Qué implicancias se extraen de que Dios sea infinito en su propia naturaleza,  y como se refleja en la vida del cristiano?, ¿Entiendes la diferencia entre conocer a Dios y entender a Dios?, ¿Cómo has visto el temor y reverencia hacia Dios, en tu vida diaria sabiendo que es infinito y totalmente poderoso, y tú eres un ser finito y débil?  

Martes 14/07 – Malaquías 3:6

¿Cómo estas confiando tu vida a Dios, en lo que respecta todas las áreas de tu vida?, ¿Qué implicancias tiene que Dios tenga el control de todo el universo? ¿Qué entiendes por el sentido de que no podemos saber lo del futuro y como afecta esto a tu relación con Dios y sus escrituras?

Miércoles 15/07 – Habacuc 3:17-18

¿Te estas alegrando y gozando en todo tiempo en Dios?, Según el texto ¿Cómo podrías definir el gozo y confianza del cristiano hacia Dios y sus implicancias prácticas?, ¿En dónde están puestas realmente tus esperanzas: en el dinero, en la familia, en personas, en el trabajo o en Cristo como tu único y real tesoro?

Jueves 16/07 – Colosenses 1:16

¿Qué entiendes porque Dios creo todo para Él y por Él?, ¿Que implicancias trae saber que somos meros administradores de todo lo que Dios nos ha dado?, ¿Estas siendo realmente responsable con lo que Dios te ha dado de cumplir tus compromisos con tu familia, iglesia, deudas y terceros?, ¿Cómo está siendo tu caridad y benignidad con los demás sabiendo que Dios te ha dado todo lo que tienes, aunque no te pertenezca ya que todo es de Él?

Viernes 17/07 – Daniel 4:34-35

¿Cuáles son las implicancias que trae este dominio y poder absoluto de Dios sobre su creación?, ¿Qué entiendes por el “reino de Dios”?, ¿Estás sometiéndote a Dios aceptando sus designios y siendo agradecido por todo lo que pasa en tu vida?, ¿Qué implicancias trae para tu vida que Dios sea soberano de todo lo que existe?

Sábado 18/07 –Lamentaciones 3:24

¿Qué entiendes por esperar en Dios?, ¿Qué implicancias trae confiar absolutamente en Dios para tu vida?, ¿Cuál es tu actitud ante una situación desesperante?, ¿Estas confiando y esperando en Dios ante tu situación desesperada sabiendo que todos los designios de Dios son buenos, agradables y perfectos para tu vida?

Domingo 19/07 – I Timoteo 1:17

¿Qué entiendes por darle la gloria a Dios?, ¿Qué implicancias trae darle la gloria absoluta a Dios?, ¿Estas glorificando y alabando sinceramente a Dios en tu vida cotidiana en espíritu y verdad?, ¿Qué entiendes por alabarle e espíritu y verdad?, ¿Estas glorificando a Dios practicando lo que lees de las escrituras?, ¿Cuántas veces lees las escrituras en la semana y oras en el día?, comenta y analiza.

NOTA FINAL: Cada semana antes de ver los pasajes y responder las preguntas te invitamos a orar humildemente para que el Señor sea ayudándote tanto  entender como aplicar su palabra. 

Logo IASA Largo

Ministerio de Comunicaciones IASA

Pastor: Esteban Álvarez P. (ealvarez@iach.cl)

Editor General: Carlos Castillo S. (iasa.contactanos@gmail.com)

HAZ CLICK EN EL TEXTO EN AZUL PARA DESCARGAR EL TRÍPTICO DEVOCIONAL EN PDF: Devocional Semanal IASA (16va Semana – Meditando sobre Dios)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s